Museo Alvar Aalto

Jyväskylä. Finlandia. 2015

El proceso de diseño de Alvar Aalto está íntimamente ligado al concepto de lo natural. Fuerzas inestables de la naturaleza (vientos, lluvia, nieve, auroras boreales, bosques en crecimiento y lagos en movimiento) están representados en su arquitectura. Los dos museos de Aalto en Jyväskylä siempre han estado separados por elementos vegetales y fuerzas naturales. No hay razón para utilizar otras representaciones. Pasamos a las nubes suspendidas de nieve, los claros del bosque y una delicada cortina de lluvias solidificadas. Un camino sinuoso de suaves rampas conectará ambos edificios: un agradable paseo entre los árboles y bajo un nube amigable. En invierno, el techo cóncavo soportará un lento proceso de derretimiento de la nieve o recogerá el agua de las tormentas. Un pequeño y solitario patio mostrará el espectáculo de una cortina de agua que rodea a uno de los árboles restantes.